Mi PAREJA tiene HIJOS y yo no, ¿es un PROBLEMA?

¡Hola! Como bien debes saber, cada vez es más común que se formen parejas en las que alguno de los participantes o quizás ambos, tengan hijos de relaciones anteriores… Por otra parte, muchas personas se asustan con esta idea y asumen que puede ser un problema.

Descarga GRATIS por tiempo limitado el ebook 5 secretos para salvar tu relación de pareja. Haz Clic Aquí Para descargar.

¡Esto es todo lo que deben saber las parejas con hijos de relaciones anteriores!

Más allá de lo que implica la existencia de dichos hijos, lo realmente determinante dentro de la relación es que haya un buen manejo de la situación…

Una de las cosas más importantes en este tema es conocer sobre si a la persona sin hijos le gustan los niños y adolescentes e incluso, debe exponer su proyecto de vida en cuanto al tema hijos (porque la realidad es que muchas personas aseguran que no los desean y con este tipo de participantes se complicará más la integración del hijo externo, sin embargo eso no quiere decir que será imposible).

Por otra parte, hay que dejar en claro cuál es el nivel de disposición ante la situación, es decir, alguien puede estar de acuerdo con un hijo externo pero quizás no se sienta preparado para convivir con el mismo y por eso es que será clave que exista el nivel de confianza suficiente para que cada quien deje en claro sus intereses o necesidades.

En el peor de los casos, puede haber una situación de rechazo directo y sin condiciones, pero ante algo así lo mejor es que la persona con hijos se replantee si está dispuesta a compartir su vida con alguien que no acepta a sus hijos.

Antes de que continúes leyendo el artículo, Descarga GRATIS por tiempo limitado el ebook 5 secretos para salvar tu relación de parejaHaz Clic Aquí Para descargar.

¡A continuación te presentaré algunas claves importantes para hacer más llevadero este proceso de aceptación!

Algo que debe permanecer en claro siempre es que los hijos o hijas de alguien son su prioridad, es decir, no resultaría justo para ningún hijo sufrir la ausencia de su progenitor por una decisión de su nueva pareja, básicamente, los hijos no deben llevar las cargas de que la relación de sus padres no haya funcionado.

Lo ideal es mantener una actitud neutral al principio para que el tiempo comience a enseñar más al respecto, aceptar un hijo de una pareja no implica tener que adoptar responsabilidades parentales, será suficiente con mantener disposición de apoyo y ayuda y así la confianza crecerá de forma auténtica.

En este caso, la responsabilidad del buen manejo de la situación será netamente de los adultos. Esto es importante recordarlo porque en el caso de la integración de los niños con más uso de razón u adolescentes, algunas veces pueden surgir escenarios difíciles, pero con la paciencia y buena actitud de los adultos siempre habrán mayores probabilidades de éxitos.

No olvides que puedes Descargar GRATIS por tiempo limitado el ebook 5 secretos para salvar tu relación de pareja. Haz Clic Aquí Para descargar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *