Sugar Daddy

Las Sugar Babe con experiencia comparten lo que realmente es llevar este tipo de relaciones con acuerdos

Una relación sugar no solo implica tiempo y dinero. Cada pareja debe establecer un acuerdo que beneficie tanto a las Daddies como a las Babies.

Si tienes curiosidad de cómo es ser una Sugar Baby, hoy te compartimos el testimonio de Jessica, una joven Baby que busca acuerdos con varios Daddies para lograr graduarse sin deudas de la universidad.

Durante la Cumbre Anual de Sugar Baby de Los Ángeles, aproximadamente 75 Sugar Babies se unen con sushi ilimitado en el último piso de un rascacielos. Vestidas muy bien para la ocasión y con tacones altos, las Babies están ansiosas de conocer cómo es la vida de cada una de ellas.

Seeking Arrangement es el sitio que promueve las historias de mujeres jóvenes e inteligentes como Jessica que buscan acuerdos para graduarse sin deudas. 

Incluso han creado la «Sugar Baby University», animando a las Babies a «unirse hoy y que un generoso patrocinador pague su educación». 

Esto era lo que justamente necesitaba Jessica. Rápidamente logró un arreglo con el que muchos Sugar Babies solo sueñan: un Sugar Daddy que no exigía sexo, pero quería ayudar a pagar la escuela.

«No he pagado ningún préstamo estudiantil», dice Jessica. «Me queda un año y ya he pagado la matrícula completa». Aunque ese benefactor ya falleció, Jessica le agradece mucho. Para completar sus estudios libre de deuda, la chica ha conseguido otros arreglos con Daddies diferentes.

Para hacerte una idea de cuánto dinero puede entrar en el bolsillo de una Sugar Baby, Jessica compartió su experiencia:

«De uno, obtengo 1500 dólares por mes. Lo veo típicamente una vez al mes, a veces dos veces». Otro Sugar Daddy le paga aproximadamente 700 dólares por visita, porque no se ven constantemente. Algunos meses solo logran concretar dos citas al mes,  mientras que otros meses la ve varias veces a la semana.

El tercer Sugar Daddy le paga una «asignación mensual» de 2000 dólares mensuales, aunque ella lo ve dos veces por semana.

Haciendo un cálculo rápido, Jessica obtiene ingresos de unos 4900 dólares cada mes.

Según la joven estudiante, el dinero recibido es para cubrir sus gastos, y aclaró que sigue su autopromoción, enviando mensajes a los nuevos Sugar Daddies potenciales, invirtiendo tiempo en las primeras citas y manteniendo sus arreglos permanentes.

De los tres hombres con las que mantiene una relación sugar, solo tiene relaciones sexuales con uno. Puede que algún día tenga intimidad con otro de ellos, “pero nunca tengo prisa por eso», dice ella.

Su Sugar Daddy mejor pagado «no funciona sexualmente», pero  afirma que sí hace cosas como ir a su casa y descansar desnudo junto a su piscina. «Es un hombre mayor, ya no está casado. Era grande en Wall Street, se mudó a California, se metió en bienes raíces y le gusta disfrutar de su dinero».

Ambos disfrutan viajando juntos a menudo. Sin embargo, ella siempre solicita una habitación separada, como parte de su independencia.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *