Pareja

Mi pareja no quiere a mi familia: posibles causas y qué hacer

¡Hola! Una situación que suele poner en tensión a cualquier persona es cuando nota que su pareja demuestra cierto rechazo hacia su familia o viceversa y es un hecho que cuando no se controla, los problemas comienzan a escalar niveles ¡Hoy te enseñaré algunas claves para aprender a sobrellevar este inconveniente de la mejor manera!

Descarga GRATIS por tiempo limitado el ebook 5 secretos para salvar tu relación de pareja. Haz Clic Aquí Para descargar.

¡Consejos para mejorar la relación entre tu pareja y tu familia!

Por alguna razón, la mayoría de las personas somos buenas para interpretar las energías y ‘’ver más allá de lo evidente’’, por esto se puede decir que es fácil percibir cuando un grupo de personas no demuestra afinidad y en definitiva, se les complica compartir juntos.

Cuando se trata de la relación entre tu pareja y tu familia, el escenario genera muchas incertidumbres. Lo más común en estos casos es que la persona intermediaria le cueste entender que está afrontando dicho conflicto y que debe tratarlo con seriedad y paciencia si quiere que la relación avance por los caminos de la tranquilidad ¡La buena noticia es que se todo se puede resolver siempre y cuando se tomen en cuenta ciertos aspectos y se mantenga la paciencia!

Esta situación puede tener 3 posibles causas:

1.- A tu pareja no le gusta tu familia: cuando esto sucede, la situación es igual viceversa.

2.- No se encuentran puntos en común: la diferencia de culturas y crianzas puede llegar a influir en la conexión entre una pareja y un grupo familiar.

3.- Tu familia considera que tu pareja es insuficiente: sucede cuando la familia considera que ‘’mereces’’ algo mejor y rechaza a tu compañía actual.  

4.- Tu pareja considera que tu familia es entrometida: sucede cuando la familia emite opiniones sobre la relación.

¿Cómo mejorar la situación?

Lo primordial es asumir que los conflictos no se arreglarán por sí solos e incluso esperar que esto suceda puede generar más asperezas, por eso lo mejor es actuar lo más pronto posible.

Por otra parte, hay que asumir cambios y por eso es importante que tu pareja esté de acuerdo en trabajar en pro de arreglar las diferencias. Ten por seguro que sin esto como base principal, será imposible lograr el objetivo.

Teniendo los puntos claros sobre el panorama, es necesario que se cumplan algunas pautas para comenzar a crear el acercamiento que se requiere para fomentar una mejor relación entre la pareja y la familia:

  • Llevar a cabo conversaciones: aunque sea complicado, esta es la mejor manera de aclarar cualquier duda y comenzar a acercar posturas, es el mejor camino para crear empatía y crear compresión de ambas partes. Aunque sea complicado, es necesario y poco a poco será más cómodo.
  • Compartir juntos: la pareja debe entender que la persona que eligió viene con familia incluida y un gesto de cariño es demostrar receptividad para lograr la mejor relación posible. Las actividades grupales son buenas para compartir.

¡Con estas dos acciones como base la pareja y la familia comenzarán a conocerse mejor y a desarrollar tolerancia entre ellos mismos, lo más probable es que todo termine con buenos resultados! En el caso contrario, es mejor que te lo pienses dos veces antes de elegir hacer tu vida con alguien que no quiera a tu familia.

Por último, esto es lo que debes pautarte a ti mismo como intermediario:

  • Habla con tu pareja: es necesario que tu pareja se entere de cómo es tu postura ante la situación, es decir, cómo te hace sentir, qué opinas, qué tanto te afecta y cuál es tu punto de vista al respecto. Esta conversación hay que tenerla en un momento tranquilo y sin terminar discutiendo, lo ideal es que los dos logren desahogarse.
  • Habla con tu familia: en este caso también es importante que tu familia sepa que hay algo que te está afectando y necesitas saber qué es lo negativo que perciben de tu pareja. Esto no quiere decir que te deben dar razones certeras sobre lo mal que les caiga tu pareja, simplemente debes tratar de conocer los distintos puntos de vista.

¡En cualquier caso, ten por seguro que no eres la única persona que ha tenido la incómoda sensación de que debe decidir entre su pareja y su familia, es un camino un poco difícil, pero con amor de por medio y voluntad, es posible lograr cambios positivos con el tiempo! No olvides que lo primordial es actuar de forma equitativa y sin desgastar tu tranquilidad.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *