6 consejos para contarles a sus amigos y familiares sobre su estilo de vida azucarero

Muchas veces para un bebé azucarero las preguntas de amigos o familiares, son incómodas, “¿De dónde sacaste esos zapatos? O mejor aún, ¿Cómo pudiste comprar esos zapatos?”  En general, ¡el azúcar que proviene de los papis no es azúcar que podrías pagar por tu cuenta! Por eso llamas mucho la atención.

Para algunos bebés con azúcar, puede que no sea embarazoso contarles a sus familiares o amigos de donde proviene todo. Decirles a tus amigos es una cosa, pero tu familia es otra; así que, te propongo romper el hielo con tus amigos primero. 

Hay algunos consejos que debes tener en cuenta, independientemente a quién elijas. ¡Toma nota a estos 6!

1) Sea selectivo con quien le cuentas

No tienes que decirles a todos que eres un bebé azucarado; realmente solo necesitas decirles a las personas más cercanas a ti y a quienes podrías responder todo tipo de preguntas, pero dejándoles claro que respeten tus decisiones y privacidad.  

2) Evita las mentiras

Tampoco tienes que contarles todo, pero trata de no mentir.

Si comienzas a decir cosas como: «Oh, mi amigo me acaba de comprar este collar de diamantes porque somos muy buenos amigos», entonces tus amigos y familiares querrán conocer a tu amigo.

Lo ideal es decir que acompañas a los hombres a eventos de alto perfil y que todo está pagado. Lo que puede ser difícil de explicar es el aspecto del dinero.  Es importante explicarles que tienes una amistad a largo plazo y un vínculo. 

3) No te golpees por eso

A veces las personas simplemente no van a entender, no importa cuán inocente suene. No podrán entenderlo, y eso está perfectamente bien.

Para algunos Sugar Babies es mejor tener una línea clara entre el mundo sugar su vida personal y cuanto menos entrelazo los dos, menos problemas parecen tener.

4) Cuidado con alardear

No permitas que la vida de lujos y exclusividad de tu Sugar Daddy te convierta en una persona presumida. Para tener una vida lo más tranquila posible, lo mejor es que para ciertas personas seas un bebé azucarado… pero para el resto del mundo seas alguien promedio.

¡Siéntete orgulloso de ser quien eres! 

5) Hazle saber que estás haciendo esto por ti

No quieres que piensen que lo estás haciendo por otra persona o que trabajas para otra persona. Lo ideal es hacerles saber que éste es tu viaje y eres tú quien establece tus propios límites.

6) Asegúrales que estás seguro

Es normal que los amigos y familiares estaban preocupados por tu seguridad. Esto es completamente comprensible, así que pon un par de cosas en su lugar:

En primer lugar: Asegúrate que alguien siempre conozca tu ubicación en caso de que algo suceda.

Segundo: Establece una palabra clave que sirva para alertar a algunas personas por si te encuentras en peligro.

Por último: Si tienes la posibilidad, saca un permiso de arma y llévala siempre contigo. 

Una vez tu familia se dé cuenta de que se has tomado estas medidas, se sentirán más tranquilos con relación a tus citas.

Recuerda que no hay nada mejor que ser honestos con tus familiares y amigos, y evitar ser bombardeados con preguntas sobre ti y tu estilo de vida sugar. 

Solo saldré con hombres ricos, pero no tiene nada que ver con el dinero

Relato de una chica que disfruta salir con chicos adinerados pero en realidad el dinero no influye en su decisión.

Disfruto ser tratada como una reina, porque claramente lo soy. Siempre saldré con chicos ricos y a continuación te digo mis razones.

1) Generalmente son mayores que yo y tienen un cierto nivel de madurez

Me cansé de darle de comer a hombres menos maduros que yo. Por eso decidí dar un giro a mi vida. Me gusta un hombre que sepa cómo mantenerse y que haya trabajo duro para conquistar el éxito.

Generalmente este tipo de hombres son mayores que yo, que han tenido que luchar para escalar en el mundo y en cuestiones del amor cuentan con la experiencia suficiente para llevar una relación madura.

2) Sé que no está buscando una Sugar Mommy

Tuve citas en el pasado donde los chicos me invitaban a cenar y esperaban que yo pagara la cuenta. O sea, podemos dividir la factura si lo quieres, ¡pero no pretendas invitarme para pagar por ti!

Al tener una relación con un hombre adinerado, no estará buscando que sea yo la que pague la cena.

3) Entienden lo que es el trabajo duro y las recompensas que conlleva

La filosofía de trabajar arduamente solo es entendida por aquellos hombres que la practican. Un hombre rico tiende a entender que para llegar alto es necesario esforzarse y trabajar duro.

Paso horas y horas conectada a Internet, revisando correos electrónicos. No tengo un horario de oficina que cumplir, porque lo que realmente deseo es ser independiente.

4) Están en condiciones de dar el siguiente paso en una relación

Un hombre rico mayor está financieramente preparado para pensar en matrimonio y formar una familia con hijos.

En lo particular, no existe nada más frustrante que ver a una pareja luchando mes a mes con las deudas y luego escucharlos que están planeando tener un bebé.

¿Cómo piensan dar un paso así si ni siquiera pueden pagar el alquiler a tiempo?

5) Son un recordatorio constante de tener las cosas bajo control

Los hombres ricos generalmente tienen en mente mantener todo bajo control. Pagar sus deudas lo antes posible, ahorrar lo suficiente para un retiro digno y sus impuestos al día.

Ver esa clase de organización financiera me ha permitido darme cuenta que no estoy donde quiero estar financieramente y necesito seguir trabajando duro, incluso cuando tengo ganas de tirar todo por la borda.

6) Conocen personas de todos los ámbitos de la vida

Los hombres de negocio y exitoso tienen tantos contactos alrededor del mundo, que es excelente contar con su cartera de conocidos en alguna ocasión especial.

En mi caso, decidí emprender un negocio y él me ha ayudado al ponerme en contacto con las personas correctas para impulsar mi negocio.

7) Su estilo de vida encaja con el mío

Soy realista. Soy una chica de ciudad que ama estar rodeada de personas, ir a bares exclusivos y asistir a eventos luciendo increíble.

¡Vivo para este estilo de vida! Por eso no puedo imaginarme limitando mis gustos porque el hombre que me acompaña no le gusta o no tiene los medios suficientes para disfrutar este tipo de estilo de vida.